Make your own free website on Tripod.com
 

 

 

 

 

La melodía es en tu alma
 

 


 

¡Bienvenidos a mi sitio web: "La Melodía es en tu Alma"!

 

Esta página está destinada a difundir un breve programa de radio que emití entre los meses de diciembre de 2.009 y enero de 2.010 a modo de homenaje a la artista Ginamaría Hidalgo.

Adicionalmente a la posibilidad de brindar acceso a escuchar estos cinco programas homenaje, a continuación de los mismos, dentro de este mismo sitio, he incluido una serie de reflexiones personales de orientación artística, las cuales considero conceptualmente dignas de ser consideradas y que dan cuenta de que de esta sucesión de emisiones por Internet de estos programas en sus contenidos esenciales se puede apreciar un concepto que los unifica desde el punto de vista cultural, artístico y espiritual: el Amor. 

 


 

"Cuando hay amor, todo se puede".

"Conócete a ti mismo".

Mario Alejandro Wolansky.

Ciudad de Buenos Aires.

Argentina.

Mi e-mail actual es: Mario.Alejandro.Vida@gmail.com

 

 

 

La Melodía es en tu Alma.

 

Programa Nº 1: Sábado 17 de diciembre de 2009.

Programa Nº 2: Sábado 07 de enero de 2010.

Programa Nº 3: Sábado 14 de enero de 2010.

Programa Nº 4: Sábado 21 de enero de 2010.

Programa Nº 5: Sábado 28 de enero de 2010.

 


 

Sobre "La Melodía es en tu Alma".

 

A continuación ofrezco apreciaciones personales orientadas hacia el sentido artístico que creo emerge de esta iniciativa personal mía realizada entre fines del año 2.009 e inicios del año 2.010 sobre la obra de una cantante con muy sólida formación musical a nivel vocal que creo nos ha dejado cierto legado, tal vez muy valorable (de acuerdo a mi parecer), por los tiempos que corren (fines del año 2.015).

 


 

Este breve ciclo de cinco programas producidos y realizados por mí a través de una radio argentina que emitía a través de Internet, contó con una selección de temas de la década del '60 y comienzos del '70, todos interpretados por Ginamaría Hidalgo, como cantante argentina y latinoamericana, en idioma castellano. 

 



Los géneros que puedo mencionar como los que más frecuentes resuenan en mí en lo que fueron estos cinco programas son el
folklore argentino, pero complementado con una clara  variedad de música popular latinoamericana también de raíz folklórica.

 

Y obviamente se podrá notar que necesariamente logran destacarse con una gran energía y presencia ineludible tangos, boleros y valses, como tal vez no podría haber sido de otra manera, dado el repertorio que abordó Ginamaría y los géneros de moda de aquella época en América Latina.

 

Dada la época en que Ginamaría publicó sus discos más reconocidos desde el punto de vista comercial (mediados de la década del '60 a mediados de la del '70) será posible apreciar muy variadas y diversas versiones en castellano de temas en inglés, francés o italiano, adaptaciones de canciones que en aquella época contaron con una gran difusión y reconocimiento popular en Occidente de compositores y/o intérpretes reconocidos internacionalmente, los cuales también logran brindar en dicha selección de obras, un complemento de temáticas orientadas también a esa mixtura poética, romántica y artística desde los arreglos musicales, dada esta selección personal que realicé de temas que compusieron gran parte de la discografía de Ginamaría, como más arriba lo había mencionado.

 

Es lo que en definitiva en este sitio he intentado dar cuenta, tomando entonces como referente la trayectoria artística musical de Ginamaría Hidalgo como cantante e intérprete, desde lo que fue el registro discográfico de gran parte de los comienzos de su carrera en lo que se refiere a música popular. (Ginamaría Hidalgo se inició en la música como cantante soprano lírica en el género de música clásica).

 


 

A partir de estos programas intenté brindar, más allá de las letras y melodías, un contexto poético que a través de la lectura de las letras de los temas, permitiera experimentar la sensibilidad con la que eventualmente se entrelazaban los textos con las melodías y éstas a su vez con los arreglos orquestales desde lo que consideraba una muy lograda producción artística de los discos seleccionados, (todo esto obviamente de acuerdo a mi propia orientación estética de la poesía y la música)De alguna manera, cada obra que se difundía, reflejaba integralmente (desde lo que es mi modo de ver el arte), la posibilidad de apreciar una notable riqueza espiritual en lo que se refiere a una gran variedad de matices estilísticos: la temática del amor romántico


Es de esta manera que en la gran mayoría de la canciones pude en su momento evidenciar que a partir de la interpretación de
una gran diversidad de géneros musicales de un "Espíritu de Epoca" de un matiz socio-cultural-histórico de ni más ni menos de entre 40 y 55 años hacia atrás (1960 - 1975), que en esencia giraban con mayor fuerza que en la actualidad desde lo que podría plantear como la resonancia artística de un sentido más profundamente romántico y  espiritual orientándose a ese intento de identificar en cada obra que se manifestaba en los programas: el valioso símbolo como 'idea' que nos representaría el Amor con mayúscula.

 

En ese ideal romántico orientado hacia el amor humano, se nos plantea ni más ni menos que aquello a lo que los seres humanos nos intentamos orientar: la felicidad que abordada desde el lugar del camino hacia ese Amor Ideal, tal vez tuviera mayores posibilidades de acercarnos a ella, a esa felicidad, a medida que el amor humano nos permitiera brindarnos mutuamente a todos los seres humanos un mayor placer por el mero hecho de vivir mejor, que nuestra Vida se pudiera tornar más plena, esto es una vida que dé cuenta de un alma sensible.

 

De todos modos el amor humano no quedaría planteado sólo desde el plano romántico, sino que desde ese lugar, quedaría planteada también  la necesidad de que el romanticismo vaya acompañado de una sensibilidad dada por un natural afecto erótico pero que no puede prescindir del amor manifestado como afecto positivo y la sensibilidad del romance amoroso

 

Todo lo que ha precedido a este breve discurso sobre el Amor adicionalmente debe ser sostenido incondicionalmente por una postura orientada hacia el Bien y la Verdad y en ese sentido es hacia donde debe orientarse incondicionalmente la comunidad humana, ante el desafío que enfrenta el actual Espíritu de Epoca: Zeitgeist (enlace a Wikipedia).

 

Es dentro de una época espiritual donde se dieron condiciones muy diferentes a las actuales de hoy: fines de 2.015  que es donde puedo observar que en esas obras que interpretaba Ginamaría Hidalgo convergían muy variados y muy diversos matices que daban cuenta de una mayor riqueza y multiplicidad de dimensiones más fuertemente orientadas hacia el Amor, el Bien y la Verdad, como fundamentos sobre los que necesariamente se cimentaban tradiciones y costumbres más conservadoras y tal vez más rígidas desde la tensión inevitable en las que se ven confrontadas la tradición y el cambio como parte de la historia de la humanidad y de la propia naturaleza humana. 

 

De todos modos, con todas las dificultades de aquellas sociedades humanas occidentales de las décadas del '60 y una parte importante de la década del '70, con sociedades que daban cuenta de una época espiritual con importantes problemas de naturaleza social, cultural, moral, política, etc., dichas sociedades a la vez daban cuenta, de una naturaleza moral y espiritual más valorable que la de hoy en día y aunque ciertamente más rígidas y con todo lo difícil que puede resultar juzgar temporalmente a la distancia una Epoca en la que las referencias que me llegan constituyen sólidas evidencias (este sitio intenta dar cuenta de dichas evidencias a través de los programas propuestos de 'La melodía es en tu alma') de que en aquellos tiempos se vivía desde el punto de vista calidad de vida, moral, amor al prójimo, honestidad, sinceridad, respeto, bondad, buena voluntad, etc. ciertamente mejor que hoy en día sin duda alguna, aunque yo no haya vivido en aquellos tiempos, considero que por lo menos en ese período citado al inicio de este párrafo comparativamente con esta Epoca Espiritual, efectivamente la realidad era muy diferente a la actual en un sentido valiosamente más positivo

 

Aquellas épocas aparentemente desde el punto de vista espiritual daban cuenta de costumbres más sanas y por ende de una mejor calidad de vida en términos de salud, de una menor violencia en el sentido amplio de este término, de una mayor abundancia, por ejemplo de alimentos, de agua potable, de un clima más benigno y estable, en síntesis: de más amor humano aún por lo limitado que éste fuera en aquella época, efectivamente si se la compara con la que se observa desde cierta postura crítica y desde cierta perspectiva personal lo más objetiva posible acerca de lo que es la manifestación socio-cultural-artística-moral de hoy en día. 

 

Es entonces que desde un lugar más orientado hacia una racionalidad humana moral romántica (ya sea amorosa, ya sea erótica, o mejor aún decir un mix de ambas), una belleza estética sobre la base del amor humano sensible como el que se observa en "La melodía es en tu alma"  no puede negar que a los efectos de lo que conecta el amor humano con la melancolía y la nostalgia, pero también con el deseo y el erotismo y evidenciando en muchas canciones los vaivenes naturales de una sociedad conyugal o bien una relaciones de pareja (noviazgo) o bien de cualquier relación entre dos personas (como por ejemplo una amistad) con alti-bajos expresados en letra y música, es allí donde se observa la condición socio-cultural de una época espiritual en la que una comunidad de seres humanos debe afrontar y vivir en pro de ser feliz: es entonces necesario pensar en una comunidad como red. Es red familia, es red pareja e hijos, se constituye en red y en redes de amistad, en red y en redes de compañerismo  (siempre idealmente...) sobre la base de legítimos intereses que den cuenta de afinidades sobre la base del concepto de ser personas, algo que naturalmente debería surgir espontáneamente entre dos o más personas aunque dicha relación entre ellas no esté necesariamente imbuida de un afecto más profundo como el que proviene de padres, hermanos, pareja, amigos, hijos, etc. 

 

Vale decir que los seres humanos deberíamos replantearnos conscientemente que lo que significa para nosotros amar se encuentra en directa conexión con la necesidad de ser felices, algo que nadie puede negar: que su mayor anhelo en su vida es ser feliz y de la mano de dicho anhelo intentar acercarse a ese ideal de felicidad, reconociendo adicionalmente que necesariamente se manifestará como efecto un menor sufrimiento, lo cual lograría otorgarle a la vida personal como a la del prójimo, la posibilidad de que bajo ciertas circunstancias, se pueda afirmar que la Vida tiene pleno valor y dignidad.

 

En ese punto se puede reconocer que una Ley moral nos puede guiar para que de la mano del Amor, el Bien y la Verdad, podamos afrontar las adversidades reales que tiene asociada nuestra existencia, orientados a una meta que es reconocer que de la mano del Amor, en el buen sentido del concepto de Amar, se pueda llegar a ser feliz dentro de las limitaciones que tiene la noción de felicidad de la mano de nuestra condición existencial como seres humanos e intentar de esa manera atenuar el sufrimiento, de acuerdo a las innumerables circunstancias desfavorables por las debemos atravesar desde el momento en somos concebidos o al nacer, sin dejar de reconocer obviamente momentos de alegría, de amistad, de amor, placer y bienestar.

 

Estas circunstancias de mayor o menor felicidad o sufrimiento a lo largo de nuestra existencia como seres humanos se manifiestan a través de cómo a uno le vino desde el vamos de favorable o desfavorable la vida desde el momento de la concepción o nacimiento: contextos muy diversos, como la propia naturaleza espiritual con la que venimos al nacer genes, nación, pueblo, cultura, familia, género, raza, religión, sexualidad, más toda una gran diversidad de matices socio-culturales-económicos-morales-espirituales, etc. que nos atraviesan desde el punto de vista existencial desde lo que es el primer minuto de nuestra vida, y en lo que finalmente se torna en Nuestra Propia Epoca Espiritual en la que debimos nacer, tal vez con un sentido del que no es posible dar cuenta: el Sentido, el sentido de la vida y en particular de nuestra vida.

 

De todos modos y para cerrar todas las ideas planteadas hasta ahora, no se puede dejar de reconocer la existencia de Epocas Espirituales dinámicas, con tendencias, ciclos, estacionalidades y de alguna manera cuestiones azarosas de la época, en las que varias generaciones comparten desde su propio lugar de pertenencia a una generación específica un mismo contexto histórico con otras generaciones contemporáneas más jóvenes o más adultas, desde ese presente compartido y un vínculo temporal basado en la distancia de lo que representa el nacimiento de una generación con respecto a otra, un determinado momento socio-político-económico-cultural-espiritual- moral-religioso, etc.  

 

Nota esencial: La noción de generación es en cierto modo arbitraria, dado que no es posible clasificar generaciones y tan sólo es necesario emplear este concepto para dar cuenta de que en una misma sociedad, conviven en un mismo lugar, seres humanos que atraviesan etapas de la vida que se pueden, en líneas generales, poder diferenciar de otras: etapas tales como la infancia, la  adolescencia, la juventud, la condición de adulto joven, adulto, adulto mayor, anciano, sin que por ello pueda ser posible lograr estrictamente clasificar a una sociedad en generaciones dentro de un determinado grupo de personas que sean mayores o menores entre ellas en una determinada cantidad de diferencia de años.

 

Por citar un ejemplo: afirmar que la generación de quienes nacieron entre 1970 y 1975 es una generación 100% homogénea con respecto a otras del mismo intervalo de años y de esta manera se la pueda considerar como una generación completamente o incluso altamente diferente a la de quienes nacieron entre 1967 y 1972 es claramente una postura arbitraria y errónea, es que ello no es posible por una diversidad de motivos entre los cuales se puede destacar que ya entre una persona que ha nacido con una diferencia por ejemplo de dos años con respecto a otra, posiblemente dentro de esos dos años específicos a nivel contexto histórico que median entre el nacimiento de ambas personas ya se pueden hallar matices generacionales, por mucho menores que éstos sean cuando la brecha de fecha de nacimiento se amplía.

 

De todas maneras, el concepto de 'generación' efectivamente puede constituirse en una muy buena aproximación al intento de dar cuenta de cómo se posiciona una comunidad de seres humanos ante la Epoca Espiritual que les ha tocado vivir.

 

Este espíritu de la época es frecuentemente reconocido filosóficamente con el nombre de 'Zeitgeist' (más arriba mencionado) y es sobre la base de éste Espíritu de Epoca que subyace un Misterio Metafísico que en particular envuelve al panorama actual de decadencia, corrupción física y moral, perversiones, agresividad, violencia, inmoralidad y finalmente la negación alevosa de Valores necesarios para vivir ( los 'siete pecados capitales') que se observan de una manera muy crítica en este contexto histórico de fines de 2.015.

 

Para finalizar, comparto una grabación orientada a Valores para Vivir para finalmente reafirmar Mis Diez Mandamientos (copiados más abajo en este mismo sitio) y recomendar otro sitios Web personal que se encuentran enlazado con éste.

 


 

Cordiales saludos, 

Mario Alejandro Wolansky. 

15/01/2016. 

 


 

"Valores para vivir. Reflexiones. (Gabración de audio en vivo, alojada en el sitio souncloud.com)".

 


 

 

Mis diez mandamientos.

1.    Cuando hay amor,  todo se puede: Ama.

2.    Haz el bien.

3.    Intenta prosperar.

4.    Sé sincero y franco.

5.    Piensa a lo grande.

6.    Lucha por la verdad con amor e inteligencia.

7.    Construye.

8.    Ayuda a la gente.

9.    Da al mundo lo mejor de vos.

10.     Conócete a ti mismo.

 

"Cuando hay amor, todo se puede".

¡Todo con Amor!

Conócete a ti mismo.

 

 

 


 

  ¡Visita mi Sitio Web basado en Valores para Vivir + Un breve ensayo personal sobre el Sentido de la Vida!

 

http://marioalejandro.ar.tripod.com